Inversión extranjera en Cuba

 

Como parte de la actualización del modelo económico cubano, la inversión extranjera en Cuba se orienta a la diversificación y ampliación de los mercados de exportación, el acceso a tecnologías de avanzada, la sustitución de importaciones, la obtención de financiamiento externo, la creación de nuevas fuentes de empleo, la captación de métodos gerenciales y la vinculación de la misma con el desarrollo de encadenamientos productivos, así como al cambio de la matriz energética del país mediante el aprovechamiento de fuentes renovables de energía.

 

La inversión de capitales extranjeros se rige por la Ley no. 118 “Ley de la Inversión Extranjera”, de 29 de marzo de 2014, en vigor desde el 28 de junio del mismo año.

El marco legal que incluye normas complementarias a la Ley fue publicado en la Gaceta Oficial no. 20 Extraordinaria, de 16 de abril de 2014.

Incluye, el Decreto no. 325/2014 del Consejo de Ministros, las Resoluciones no. 46 y no. 47 de 2014 del Banco Central de Cuba (BCC), la Resolución no. 16 de 2014 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), así como las resoluciones no. 128 y no. 129 de 2014 del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex).

El 24 de mayo de 2014 se adoptó el Acuerdo no. 7567 del Consejo de Ministros que delega en los ministros del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, y del Turismo, la aprobación y autorización de los contratos de asociación económica internacional que tengan por objeto la administración productiva y de servicios y la prestación de servicios profesionales, así como los de administración hotelera respectivamente.

En relación a la ejecución de inversiones en Cuba, debe tenerse en cuenta que en la Gaceta Oficial Extraordinaria no. 5 de 23 de enero de 2015 fue publicado el Decreto no. 327 Reglamento del Proceso Inversionista y sus normas complementarias, cuyo propósito es regular los elementos esenciales del proceso inversionista, en correspondencia con la actualización del modelo económico.

 

En el artículo 2.1 de este Decreto se señala lo siguiente:

ARTÍCULO 2.1. Las empresas mixtas, las partes de los contratos de asociación económica internacional y las empresas de capital totalmente extranjero, una vez constituidas al amparo de la legislación vigente para la inversión extranjera, para emprender procesos inversionistas en el territorio nacional, aplican el presente Decreto en lo que corresponda y con las precisiones previstas en este. 

Para la definición de un proyecto de inversión extranjera que sea de interés económico para Cuba, el inversionista extranjero podría optar por seleccionar uno de los proyectos presentados en la Cartera de Oportunidades que más se ajuste a sus posibilidades e intereses económicos, o realizar una propuesta de proyecto específico no contemplado en la mencionada Cartera, siguiendo los pasos que se muestran a continuación:

  Pasos del proceso

 

INFORMACIÓN PARA DESCARGAR

Español

Versiones en otros idiomas de la información sobre la inversión extranjera

English

 Français

 Italiano

 Portugues

 русский

中国

日本語